Que se trate de un proceso natural o con ayuda médica, durante la búsqueda de bebé nuestro cuerpo está ultra-solicitado

y nuestra relación con él puede resultar desequilibrada.

 

Reconectar con nuestro cuerpo es un elemento clave para vivir el proceso de manera más positiva y serena.

Dejar de verlo como la fuente del problema…

Cuidarlo más allá de los tratamientos médicos…

Regalarle sensaciones positivas y de placer…

Reconectar y relajar cuerpo y mente…

 

No hay una solución universal y existen muchas maneras para reconectar con tu cuerpo: adoptar una alimentación sana y equilibrada, regalarte un buen masaje, cuidar tu sueño, aprender a relajarte, hacer deporte…

El ejercicio físico mejora la circulación sanguínea, facilita la eliminación de toxinas y ayuda nuestro cerebro a secretar endorfinas… Obviamente, el tipo de ejercicio dependerá de cada uno, el objetivo es reconectar con tu cuerpo y no correr una maratón.

Algunas actividades físicas son excelentes para relajar y a reconectar el cuerpo y la mente: es el caso del yoga.

 

¿Qué es el yoga terapéutico?

El yoga terapéutico es una disciplina holística que centra su atención en la salud y la armonía integral, partiendo de los síntomas o desequilibrios que pueda experimentar la persona.
Utiliza las herramientas del yoga (las asanas, la respiración, la meditación) con un objetivo concreto y específico, centrándose en las zonas donde no se desarrolla suficiente consciencia, movimiento o atención.

 

¿Cuáles son los beneficios del yoga terapéutico enfocado a la fertilidad?

El «Yoga Fertilidad» se dirige a cualquier persona quien quiera ser madre, que esté o no en proceso de reproducción asistida. La finalidad es estimular la fertilidad,  optimizar los tratamientos médicos cuando es el caso y ayudar a relajar cuerpo y mente para abordar el proceso de manera más positiva y serena.

Se centra así en los siguientes beneficios:

– Desbloquear el espacio pélvico-uterino-genital, dotándolo de mayor flexibilidad, movimiento y energía

– Favorecer la circulación sanguínea, mejorando la receptividad del endometrio 

– Experimentar la fluidez del cuerpo y su entrega a la relajación

– Volver a conectar con un espacio de calma interna, de confianza y de autoestima

– Soltar la tensión y la ansiedad tan presentes en cualquier proceso de fertilidad, regalándonos momentos de silencio y de relajación

 

 

Clases-yoga-fertilidad

Para los que viven o pasan por Barcelona:

 

En She Oak organizamos clases de Yoga Fertilidad, cada jueves a las 19:30 en Barcelona (Sabino de Arana 18, MTfarmacia).

¡Ven a probarlas!

Para sesiones individuales y personalizadas, ¡no dudéis en contactarnos!

 

Yoga fertilidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.