Terapias naturales

Se trata de disciplinas milenarias holísticas, que entienden el cuerpo como un todo que tiene que estar en equilibrio y armonía para funcionar correctamente.

Muchos estudios demuestran la eficacia de las terapias naturales como alternativa – o como complemento – a la medicina tradicional para mejorar la fertilidad y lograr el embarazo.

Nuestros terapeutas, especializados en fertilidad, combinan diferentes disciplinas de manera sinérgica y holística para tratar múltiples aspectos que impactan sobre el aparato reproductivo.

 

fertilidad natural

Lo que proponemos:

 

– Medicina Tradicional China

La Organización Mundial de la Salud, ya en el 1980, reconoció que la Medicina Tradicional China trata eficazmente los trastornos de la fertilidad y ginecológicos.

Nuestros terapeutas utilizan diferentes técnicas de reequilibrio: acupuntura, masajes tuina y shiatsu, dieta y fitoterapia china.

La acupuntura permite regular el equilibrio de la energía en todo el organismo e incrementar la circulación sanguínea – lo cual mejora la calidad de los folículos, del endometrio y del esperma.

La fitoterapia (o medicina herbal china) se ha utilizado durante más de 2000 años para tratar la infertilidad. Se ha extendido el uso de 150 hierbas diferentes para mejorar la fertilidad y prevenir los abortos.

 

– Osteopatía integral

La osteopatía es otra disciplina holística, que considera que nuestros órganos funcionan correctamente si están bien ubicados y en harmonía con el resto del cuerpo. A veces, un desequilibrio entre estructuras, puede producir un malfuncionamiento del aparato reproductor. La osteopatía permite restablecer la función de los órganos que intervienen en la reproducción, tanto del hombre como de la mujer.

 

– Naturopatía, homeopatía y técnicas vibracionales

Con estas disciplinas, estimulamos la capacidad curativa innata del organismo y facilitamos su curación.

Con la naturopatia, a través de la nutrición, suplementos nutricionales y herbales.

Con la homeopatía, a través de sustancias elegidas considerando los síntomas, la constitución física y la forma de reaccionar frente a la enfermedad.

Con las técnicas vibracionales, a través de una terapia de alta vibración, cuyo ritmo al entrar en contacto con el órgano dañado provoca una subida de frecuencia hasta su total recuperación.

 

Share: