Hace unas semanas, publicamos la primera parte de los “falsos mitos sobre la reproducción asistida”: esas afirmaciones o creencias que todas tenemos o hemos tenido en algún momento, y que hacen surgir dudas y miedos en cada paso de este largo proceso… Estas creencias son, muchas veces, infundadas, o por lo menos no demostradas. En este nuevo post con el Dr Dosouto, seguimos desmontando otros grandes mitos:

Tengo dolor de regla, no estoy embarazada…

Las FIV dan embarazos de más alto riesgo…

No te estreses, quédate tranquila y funcionará…

Image

Carlos Dosouto Capel es ginecólogo especializado en reproducción asistida en el instituto Dexeus Mujer. Nos hemos reunido con él para aclarar algunos de estos “mitos”, y beneficiar de consejos prácticos desde su experiencia y expertise.

CREENCIA: ME ESTÁN SALIENDO POCOS ÓVULOS, NO VA A FUNCIONAR.

SÍ, Y NO – El número de óvulos no define la calidad futura de los embriones, y hay muchos más factores que entran en juego.

“Al principio del tratamiento, el único criterio para saber si las cosas van bien o mal es el número de óvulos. Pero no te aferres a esta información porque te vas a volver loca, hay muchos otros factores que influyen en la fecundación y luego en la implantación.

A igualdad de edad y de situación, estadísticamente es verdad que cuantos más óvulos, mejor: matemáticamente, es mejor tener 15 óvulos que 4, porque dan más posibilidades.

Sin embargo, independientemente del número de óvulos, el factor más importante de todos es la edad: es preferible tener 4 óvulos de una mujer de 30 años, que 10 de una mujer de 45 años.

Y luego interviene también la calidad: hay pacientes que tienen muchos óvulos, pero los embriones son de mala calidad. Los embriones se fecundan, pero se desarrollan mal. Y hay muchas más probabilidades de embarazarse con un embrión de buena calidad, que con 2 de mala calidad.”

CREENCIA: TENGO PERDIDAS, NO HA FUNCIONADO – O AL REVÉS: TENGO EL PECHO HINCHADO, ¿ESTARÉ EMBARAZADA?

MITO – Durante la espera de los resultados (la famosa “beta-espera”), no hay ningún síntoma que se pueda explicar por el embarazo o al contrario por la no-implantación.

“Hasta la beta, olvídate de si tienes o no dolor de regla, dolor de pecho, pérdidas, náuseas, sueño, etc. Todos estos síntomas (positivos o negativos) se pueden confundir con los efectos de la progesterona, o con el mismo proceso de FIV o inseminación. Tanto si te quedas embarazada como si no, hasta la beta es muy difícil que notes síntomas de embarazo. No te fíes de los signos, ni en un sentido ni en el otro.

Por ejemplo: es muy frecuente que alrededor de la beta, 1 o 2 días antes, haya un poco de pérdidas. Pero a no ser que sea una menstruación franca, no se deben interpretar. Pueden haber perdidas de implantación; incluso en un embarazo normal, es muy frecuente que haya pequeñas perdidas.”

CREENCIA: LOS EMBARAZOS POR REPRODUCCIÓN ASISTIDA SON EMBARAZOS DE MÁS ALTO RIESGO.

VERDAD – Pero no por el proceso de la reproducción asistida en sí, sino por estadística.

“En general, los embarazos por reproducción asistida tienen un poco más de riesgo. Si comparamos un grupo de pacientes por FIV y un grupo de pacientes con embarazos naturales, sí que hay más embarazos de riesgo. Pero no por los tratamientos en sí, sino porque se trata de un grupo de pacientes en general (a nivel estadístico) con una edad mayor, con problemas varios que hacen que no pueden quedarse embarazadas naturalmente (problemas hormonales etc.). Por esto hay un poco más de riesgos de prematuridad, de hipertensión durante el embarazo, de diabetes, etc.

¡Ojo! no significa que el riesgo sea alto, pero es un poco más alto que en embarazos naturales, por el perfil de los pacientes. En el caso de una pareja joven, con un problema masculino que conseguimos arreglar con una FIV, podemos considerar el embarazo como totalmente normal.”

CREENCIA: EL FACTOR PSICOLÓGICO ES CLAVE – NO TE ESTRESES, QUÉDATE TRANQUILA Y FUNCIONARÁ.

SI y NO – No está demostrado, y además no es el factor que más influye. Pero sí que niveles muy elevados de estrés pueden tener un impacto sobre las funciones reproductivas.

No hay estudios que lo demuestren y si una paciente tiene que quedarse embarazada acabará consiguiéndolo, que esté o no nerviosa y estresada. De la misma manera, si una paciente tiene problemas importantes, el hecho de estar relajada no será decisivo a la hora de quedarse o no embarazada. No sirve de nada decir “Quédate tranquila y lo conseguirás.”

Sin embargo, está claro que el estrés está reñido con la fertilidad en general: cuando hay mucho estrés, los niveles de cortisol son más altos y pueden ocurrir una serie de alteraciones hormonales (incluso alteraciones del ciclo menstrual, problemas de ovulación, etc.). En este caso, la acupuntura por ejemplo puede servir mucho porque ayuda a disminuir los niveles de estrés.

En cuanto a la reproducción asistida en particular, tampoco existen estudios que demuestran que el estrés actúe negativamente en los resultados de un ciclo, aunque parece plausible: en FIV concretamente, una mujer muy ansiosa y estresada el día del transfer puede tener contracciones uterinas. Por esto, cuando tenemos a una paciente muy ansiosa, le damos un tranquilizante antes del transfer para que esté más relajada.”

CREENCIA: VOY A TENER UNA VIDA SANA DURANTE LOS TRATAMIENTOS, AYUDARÁ A TENER RESULTADOS POSITIVOS

MITO – Tienes que cambiar tus hábitos como mínimo un par de meses antes de empezar el proceso.

“No culpabilices y no te estreses: no es porque comes bio durante el ciclo que sí te va a funcionar. Muchas pacientes se estresan y se ponen presión en el último mes para estar más en forma, dejar de fumar, perder peso, etc. Pero es un tema de mucho más largo plazo, que se tiene que empezar meses antes: cambiar tus hábitos de vida durante el tratamiento puede ser muy estresante y no tendrá un mayor impacto. La calidad seminal de un hombre, por ejemplo, depende de lo que ha hecho en los 3 últimos meses, no solo el último mes.

Sin embargo, aunque el impacto físico no es inmediato, hay muchas cosas que puedes hacer para llevar mejor el ciclo y estar más tranquila: dormir bien, estar más relajada, mejor acompañada, cuidarte, etc. Puede que no haya grandes diferencias en el resultado final, pero sí el proceso será más leve.”

CREENCIA: CUANTOS MÁS EMBRIONES SE TRANSFIEREN, MEJOR (FIV)

MITO – Cada vez se transfieren menos embriones: lo que más influye es la calidad del embrión transferido. Además, transferir varios embriones puede dar lugar a embarazos múltiples, que suponen más riesgos.

“En la Dexeus no transferimos 3 embriones desde hace 3 o 4 años – a no ser que los pacientes lo pidan específicamente e insistan mucho (por ley se pueden transferir hasta 3 embriones). Casi siempre recomendaremos transferir un solo embrión, especialmente en caso de donación de óvulos: la tasa de embarazo gemelar en caso de ovodonación es muy alta, y con pacientes de 45 o 46 años con sobrepeso los riesgos no son insignificantes.

Además, cada vez tenemos mecanismos mejores para seleccionar el embrión que te va a embarazar: hoy en día tenemos más tranquilidad en transferir 1 solo embrión, porque tenemos más capacidad de saber cuál será el correcto.”

¿CÓMO SE SELECCIONAN LOS EMBRIONES?

” Hoy somos capaces de cultivar los embriones durante más tiempo, y podemos esperar hasta que el embrión llegue al estado de blastocisto (a los 5 días de vida). Aumentamos así las probabilidades de embarazo por transferencia, porque sabemos que los embriones que estamos transfiriendo tienen más probabilidades (si han llegado a esta fase en laboratorio es que son más “supervivientes”, digamos). Tenemos menos embriones, pero los que tenemos tienen más posibilidad de llegar a un embarazo.

Otra cosa es la cinética embrionaria. Con el “embrioscope” y las cámaras que tenemos ahora, no solo podemos ver las células que tiene un embrión (que determinan su “nota” o calidad), sino también la velocidad y el patrón de velocidad a la cual se divide. Conseguimos fórmulas matemáticas que nos dicen según como se divide, si tienen más o menos probabilidades de embarazo.

En resumen, hoy tenemos más información que antes y más herramientas para seleccionar el embrión que con más probabilidad puede llegar al embarazo. Cada vez hacemos menos transferencias, pero conseguimos evitar mejor las transferencias frustradas.”

Dr Dosouto, para acabar, ¿que consejos daría Usted a los que están en proceso de reproducción asistida?

Image

¿Te ha gustado este artículo?

¡Compártelo!

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.