Image

PEQUEÑA GUÍA PARA VIVIR LA REPRODUCCIÓN ASISTIDA ETAPA POR ETAPA

En un proceso de reproducción asistida, cada etapa trae su lote de emociones fuertes, noticias buenas como malas, alegría y esperanza como decepción y desesperación… En cada una de estas etapas tenemos que luchar para seguir adelante, para seguir creyendo en nuestro sueño. 


En esta lucha valen oro los consejos de personas que han pasado por lo mismo, guerreras infatigables que consiguieron su sueño.

ETAPA 4

LA PUNCIÓN

Si estás haciendo una FIV, llega uno de los momentos claves: el momento tan esperado, y temido, de la punción. Por fin vas a saber realmente si la estimulación ha funcionado y cuantos ovocitos “fecundables” (maduros) se han obtenido.

La punción es una pequeña intervención ambulatoria, normalmente bajo sedación general, en la cual se extraen los óvulos bajo control ecográfico y mediante un sistema de aspiración del líquido folicular. Los óvulos obtenidos se entregan inmediatamente a los biólogos para que procedan a su fecundación.

Dependiendo de las clínicas, se suele programar por la mañana y te quedarás en la clínica un par o 3 de horas en total, después de las cuales tendrás que hacer reposo durante todo el día.

Al tratarse de una intervención quirúrgica bajo anestesia local con sedación, la punción puede ser un momento estresante, en el que se mezclan excitación e impaciencia (¡que cerca estas de tu meta!) con nervios y miedo (al quirófano, a la sedación, incluso a los resultados).

No te preocupes, es más impresionante de lo que es en realidad: 1/ no es una anestesia general sino una sedación con anestesia local, 2/ es una intervención sin riesgo, sencilla y muy rápida (dura menos de 30 minutos). Te podrá doler el resto del día, pero no suele ser más que un fuerte dolor de regla.

OBJETIVOS DE ESTA ETAPA:

1/ ESTAR LO MÁS RELAJADA POSIBLE ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA PUNCIÓN.

2/ DESCANSAR Y DESCONECTAR DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN.

Image

RECOMENDACIONES:

NO VAYAS SOLA A LA CLÍNICA

Aunque no es técnicamente imprescindible, lo llevarás mucho mejor si vas acompañada: elige la persona con la que más confianza tienes, sea tu pareja, tu madre, tu hermana o tu mejor amiga…

Después de la intervención, te quedarás un ratito en la sala de recuperación, pero luego te traerán otra vez a tu habitación donde puede esperarte tu acompañante y donde podrás acabar de despertarte y de recuperarte.

Tener compañía en este momento te ayudará y te tranquilizará mucho. También esta persona podrá ayudarte en el trayecto de vuelta a casa: es posible que sientas alguna molestia o que sigas un poco mareada; tener a alguien para gestionar la logística (llamar al taxi, ir a buscar el coche, etc.) será un apoyo muy valioso.

HAZ EJERCICIOS DE RELAJACIÓN ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA PUNCIÓN

Entrar al quirófano puede ser impresionante. Es fundamental que sepas relajarte sin ayuda externa en este momento. Por esto, entrenarte en los días anteriores con ejercicios de relajación diarios te ayudará a estar más tranquila a lo largo del proceso, pero también a relajarte fácil y rápidamente en este momento preciso.

El día de la punción, tómate el tiempo de hacer un ejercicio de relajación profunda por la mañana antes de salir de casa. Repítelo, o cambia por un ejercicio más rápido de respiración, justo antes de entrar al quirófano, para disminuir el estrés o si sientes que sube el miedo.

Una vez en el quirófano, antes de que te pongan la sedación, sigue respirando de manera regular y profunda, concentrándote sobre el aire que entra y sale de tus pulmones.

Puedes seguir haciendo ejercicios a lo largo del día si sientes la necesidad de relajarte, incluso cuando hayas vuelto a casa.

¡Descubre nuestros ejercicios de relajación!

ORGANÍZATE UN DÍA DE MIMOS EN CASA

Después de la punción, tendrás que hacer reposo en casa durante el resto del día. Puede parecer agobiante así, pero si miras el lado positivo, piensa que no cada día puedas estar tranquila en casa, sola, sin hacer nada… así que ¡aprovéchalo!

Intenta organizar tu día con antelación: piénsalo en los días anteriores y tenlo todo preparado. Coge unas buenas películas o una serie, elige un libro o un par de revistas, pon al día tus álbumes de fotos… cualquier cosa vale, siempre y cuando sea algo agradable, con poca necesidad de concentración y que ayude a que el día pase más rápidamente.

También, mímate con una buena comida acabando por tu postre favorito, con un poco de chocolate o lo que más te apetezca. Anticipa y prepáralo todo el día anterior, o pide a tu acompañante que te lo prepare todo.

¡Nada de estrés y de esfuerzos inútiles, hoy es el día para mimarte!

RELATIVIZA LA INFORMACIÓN DEL NÚMERO DE ÓVULOS

No tomes esta información como algo definitivo y no te hundas si no tienes tantos óvulos como habías esperado. Evidentemente, es más tranquilizante tener muchos ovocitos, pero el número no determina la calidad futura de los embriones: puedes tener un solo embrión de excelente calidad, o varios de calidad menor…

Al final, pensando en positivo, ¡solo hace falta uno!

RECORDATORIO DE LOS CONSEJOS DE LAS PRIMERAS FASES: 

Image

¡ÁNIMOS!

¡Cada día te acerca más a tu objetivo!

No dudes en contactar con nosotros, 

estaremos encantados de ayudarte.

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.