Sean hombres o mujeres, muchas personas viven la infertilidad desde la angustia, el miedo y el estrés*.

Son sentimientos NORMALES y HUMANOS: y no hay que tener ninguna vergüenza en sentirlos.

Sin embargo, aprender a gestionarlos te ayudará a vivir el proceso de forma más POSITIVA.

Estudios demuestran que liberarse del estrés y adoptar una actitud centrada en el positivismo y la esperanza puede además mejorar las tasas de éxito de los tratamientos.

Estamos aquí para ayudarte, a través de varias técnicas,  a retomar el control de tus emociones y a mejorar tu bienestar general.

¿Como?

 

 

emociones esperanza

 

* El estrés es un fenómeno biológico que genera cambios hormonales en el cuerpo, como el aumento de la adrenalina y del cortisol – hormonas que pueden afectar al sistema reproductor hormonal, alterando el buen funcionamiento de partes de nuestro cerebro como la hipófisis y el hipotálamo. Estos se encargan, entre otras muchas cosas, de la producción de la hormona foliculoestimulante o FSH (estimula la secreción de estrógenos), la hormona luteinizante (LH) o lutropina (estimula la ovulación en las mujeres y la testosterona en los hombres) y la hormona estimulante de la tiroides (TSH).

En las mujeres, esto puede generar anovulación, ciclos menstruales irregulares o, caso más raro, la supresión del ciclo menstrual. En los hombres, una reducción de la cantidad y de la calidad de espermatozoides.

Un proceso de reproducción asistida, con la carga emocional que representa y por los propios tratamientos que alteran el estado hormonal de la persona, es un proceso en que el estrés es omnipresente.

Liberarse del estrés, entre otras emociones negativas, no solo te ayudará a mejorar tu día a día, sino que puede aumentar tus probabilidades de embarazo.

Te podemos ayudar, ¡contáctanos!

 

Share: